Dos mujeres desvergonzada y tres plátanos…